Consejos productivos: evita las interrupciones.

En el boletín de esta semana ofrecemos una segunda entrega de nuestros consejos para mejorar nuestra productividad estudiando la problemática de las interrupciones.

Las interrupciones son quizás el mayor enemigo de la productividad. Rompen nuestro ritmo de trabajo, nos hacen perder un tiempo precioso y producen una gran insatisfacción, desgastando nuestra motivación. Cuando nos interrumpen nos hacen perder la concentración, necesitamos adaptarnos a la nueva situación y posteriormente debemos retomar el hilo del trabajo anterior.

Técnicas para luchar contra las interrupciones.

  • Eliminar los interruptores. ¿Qué te interrumpe en el ordenador? ¿El Facebook? ¿El aviso de nuevo mensaje de correo? ¿El messenger? Elimínalo todo de raíz.
  • Aísla cada tarea. Conciénciate de cuál es el propósito de la tarea a realizar, prepárate para comenzarla y determina cuándo ha de ser realizada. Si te comunican una nueva tarea apúntala para que no se te olvide y vuelve a tu trabajo. No todo es tan urgente como para que esté ya.
  • Comunica tus rutinas. Si necesitas hacer una tarea que requiere concentración pide a tus compañeros que no te pasen llamadas que no sean vitales. Que te dejen un mensaje cuando recibas una.
  • Frena al pesado. Siempre hay alguien con menos reparo en dedicarse a charlar. Emplázale para hablar en un descanso pero no permitas las interrupciones.
  • Cuidado con el móvil. Si tu trabajo no consiste en responder al móvil constantemente evita las interrupciones de llamadas, mensajes, avisos, etc.
  • Sé breve. Cuando respondas una llamada sé breve y directo. Intenta reducir el tiempo de la llamada dejando claros todos los aspectos y datos que necesites para evitar cruces interminables de llamadas.
  • Trabaja en bloques cortos. Si el nivel de interrupciones es muy alto intenta dividir tus tareas en subtareas pequeñas que no lleven más de 15 o 20 minutos. Divide y vencerás.

No se trata de vivir para trabajar ni entregarse al 150%. Se trata de mejorar la calidad de tu trabajo. A todos nos gusta hablar del fin de semana, pero podemos hacerlo en un café a media mañana de 10 minutos, y no interrumpirnos cada vez que nos acordemos de algo. Puedes revisar tu correo electrónico personal si esperas un mensaje importante, pero cuando hayas terminado una tarea y necesites un breve descanso. Tampoco debes dejar de devolver las llamadas; periódicamente revisa las mensajes y correos que tienes y devuélvelos todos.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>